Visitar Figuig

Visitar Figuig

Esta capital provincial (nº53) de la región oriental es un importante oasis sahariano, bien cultural de la UNESCO,  junto a la frontera argelina que sobrevive el medio del desierto del Sahara a pesar de un importante grado de desconexión respecto de las demás urbes marroquíes.

Se sitúa al pié de la meseta del Atlas Sahariano a 900 metros de altitud, rodeado por un gran palmeral nacido por la presencia de pozos artesianos.

Conoció una notable prosperidad con las rutas caravaneras, pero en la actualidad es un pequeño centro administrativo local de producción agrícola con cultivos de dátiles, frutas y de artesanía. Al estar cerrada la frontera argelina por motivos políticos ha desaparecido el comercio transfronterizo.

La ciudad está formada por siete Ksar (fuertes), antiguos barrios, el mayor es el Ksar Zenaga, construcciones bereberes amuralladas de calles laberínticas, tradicionales y abovedadas que permiten combatir el calor de estas tierras pre saharianas. También destacan las torres de vigilancia y el minarete octogonal del siglo XVI, siendo interesante  pasear por su inmenso palmeral.

Hay que destacar la artesanía, especializada en la fabricación de tejidos tradicionales, como alfombras, chilabas y mantas. La cestería policromada  utiliza el palmito (materia prima típica en las zonas orientales y su estepa), para producir couscoussieras, hoyas para el cuscús, (Midouna) y Tbaq (cestas planas, suaves y con bordes acampanados cortos para preparar sémola cuscús (Taam o Berkoukech-mhamsa).
La tercera categoría de artesanos utiliza la madera, el hierro y la arcilla para fabricar utensilios de cocina y muebles decorativos.

De escasa afluencia turística, al estar fuera de las principales rutas, tiene interés por su urbanismo tradicional bereber, su palmeral y como base de rutas por el desierto hacia Merzouga Errachidía o hacia Oujda.

En verano acuden muchos marroquíes originarios de la ciudad con residencia en el extranjero o en otras ciudades del reino.

Es famoso el Festival International des Cultures Oasisiennes.

La escasa oferta turística es sencilla, destaca la Maison de Nanna, lujo en el ksar Zenaga, el clásico Hotel Figuig , varios hostales y un camping.

ALREDEDORES

Oasis de Ich

A 80 km al norte, en una zona montañosa cercana a la frontera, (32º 10 N, 1º 00 W), a 1.170 metros de altitud, se puede acceder desde Bouarfa, a 110 km, a un oasis aislado por la aridez de su entorno, pero de gran belleza natural,con numerosas fuentes y un pequeño pantano, que le permiten cultivos de huertas.
Es un pueblo bereber  fundado en el siglo XIII , posee una kasba en ruinas y en sus alrededores podemos encontrar pinturas prehistóricas.
Es un lugar con muchos santuarios religiosos a los que peregrinan los habitantes de la región.

RUTA DE OUJDA 376 Km.

Cruza el Atlas sahariano  hacia la meseta de Rekkan, región esteparia árida, sólo apta para la ganadería extensiva y cultivos de secano (alfalfa).
Posteriormente cruza  los montes de Jerada  para llegar a Oujda.

La carretera sale  hacia el norte cruza las estribaciones orientales del atlas, por  pueblo de Abou el Khat,

Bouarfa, a 108 Km, centro de la tribu de los Beni Guil,  un antiguo centro minero de Manganeso, final del antiguo ferrocarril.
Posteriormente se ha convertido en centro administrativo comercial  de la región y mercado ganadero.
Es un lugar ideal para hacer una parada para comer, repostar e incluso dormir en sus dos hoteles populares.
La ruta sigue el ferrocarril minero construido por los franceses en 1930, que desde esta ciudad llega a a Oujda y el puerto argelino de Ghazzauet.
A 7 km del pueblo encontramos las antiguas minas de manganeso, junto a un pueblo abandonado por los colonos franceses que las explotaban.

En sus alrededores hay una reserva de fauna sahariana, con gacelas, dorcas y numerosas aves.

Continúa la carretera pasando cerca del embalse de  Hamou Ourzag  hasta llegar  a Tendrara, a 178 Km, centro administrativo local, mercado de ganado ovino y lana de escaso desarrollo.
desde aquí hay rutas que se introducen en la meseta del Rekkan pasando por el zoco de Matarka,(33°15’47″N   2°42’18″W).

Ait Beni Mathar  a 219 Km, es un antiguo puesto militar francés “Berguent” que comerciaba con la región argelina de Oran.
En la actualidad es un importante centro ganadero de corderos.
Se puede hacer una parada en esta ruta.
La fuente de Ras el Ain y las Grandes Cascadas del Oued El Haï (N 34º 07’08.1’’  W 002º 05’ 31.8’’) permiten el cultivo forrajero para su alimentación.

Jerada se encuentra a 274 Km. en los Montes de Jerada. Esta  capital provincial (nº52)  en declive, es una zona de  antiguas minas de carbón, plomo y zinc hoy  abandonadas, quedando restos de las instalaciones mineras  rodeadas de un hábitat degradado. Persiste una central térmica de gas.
Es famoso el Festival Ennahri.

RUTA DE ERRACHIDIA 390 Km.

Parte desde Bouarfa cruzando por la meseta de Tamlet,f al sur del Gran Atlas pasando por  el árido valle del Oued Guir hasta llegar a Errachidía en el valle del Ziz.
La llanura de Tamletf está salpicada de Dayas, zonas en las que se retiene la humedad de la lluvia y crece la vegetación, apareciendo lagunas donde abundan las aves.

Mengoub, a 164 Km, es un control militar con la frontera argelina. Constituye junto a la cercana  población de a Ain Ech Chair,  182 km, etapas de carretera, usada por los amantes de los vehículos todo terreno. De aquí parten pistas hacia el norte,  Atlas Sahariano, la meseta de Rekkam y Talsinnt.

Bouanane, a 240 km. Es un oasis y una pequeña localidad rural de carretera, con hermosos paisajes, rodeada de montañas y poblados con estilo tradicional.
Se celebra en Noviembre el festival de las culturas nativas.
Al norte podemos tomar la carretera hacia el oasis Ksar Takoumit.
Desde aquí parten pistas y una carretera hacia el Atlas, por el centro comarcal de  Bni Tajjite (Bni Tajit) y Talsinnt,  accediendo a Misour.

Boudnid  a 306 Km.

Es una pequeña ciudad agrícola  de 10.000 habitantes en la meseta Sahariana, sobre   río Guir, con varias Kasbas y dominada por las montañas del Jebel Khan el Ghar.

Es un lugar ideal para parar en los viajes por pistas en todo terreno.
Hacia el norte se encuentran los pueblos de B TAJJITE y  TALSINNT. Este último se hizo famoso por el descubrimiento de petróleo hace unos años.

Estas pistas siguen por  la meseta de Rekkam, hasta llegar a la región de Guercif y Oujda en el norte del país.
Hacia el norte cruzan el Atlas hasta el valle del Muluya por Missour.

Hacia el sur hay pistas que  se adentran en el desierto y nos llevan a la región del  Tafilate y la ciudad de  Erfoud.

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 voto, promedio: 4,00 sobre 5)

Loading...

En el mapa


Artículos relacionados

Errachidia

Errachidia     الرشيدية Situada a 1.010 metros de altitud en una zona árida a los pies del Atlas, es

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*