Fin de semana en Marrakech

Fin de semana en Marrakech

Con la proliferación de viajes de avión de bajo coste y las ofertas hoteleras en internet, se puede viajar a esta ciudad a bajo precio, para pasar un fin de semana diferente.

Dormir en Marrakech

Repasaremos qué ver y qué hacer durante un fin de semana en esta gran ciudad imperial marroquí, uno de los centros turísticos más demandados del mundo.

Viernes

Llegada al hotel y tras descansar, nos trasladaremos hacia la mezquita de la Kotubía , rodeada de jardines. De la mezquita destaca su torre Almohade, gemela de la Giralda de Sevilla. Podemos visitar el mítico y cercano hotel La Mamounia y desde allí nos acercaremos caminado a la famosa Plaza de Yamma el Fna.

La plaza de  Plaza de Yamaa el Fna, es el punto de encuentro de artesanos y está considerada el alma de Marruecos. Nos encontraremos una amplia explanada rodeada de tenderetes, corazón de la ciudad y punto de reunión de sus habitantes y turistas. A la abigarrada vida que bulle en esta plaza y sus manifestaciones, es difícil hallarles parangón en otros lugares. Charlatanes, cuentistas, saltimbanquis, sabios, contorsionistas, domadores y vendedores de todo, barberos y habitantes de la calle ejecutan a diario la representación de sus propio personajes. En sus alrededores  encontraremos variadas tiendas  de artesanía.

En la plaza podremos cenar en los  restaurantes ambulantes o en las terrazas del restaurante Argana, que ofrecen un magnifico colorido sobre todo al atardecer.

Como alternativa se puede asistir a una de las numerosas cenas con espectáculos árabes como la danza del vientre, que ofrecen muchos hoteles de la ciudad.
Destacamos la cena-espectáculo tradicional  “Chez Ali”, con carreras de caballos y un numeroso grupo de folclore tradicional.

Comer en Marrakech

Sábado

Por la mañana, tras el desayuno, se puede visitar la medina, para lo que os recomendamos contratar un guía y que os lleve a los mejores monumentos de la ciudad.

Se recomienda la visita a  La mezquita y madraza de Ben Yusef del siglo XIV, ya que es la mayor de la medina y se considera uno de los más bellos edificios de la ciudad.

Puerta de Bab Agnau, del siglo XI, al  sur de la plaza de Fnaa el Yemaa. Era la entrada principal a la ciudad y es uno de los rincones mejor conservados de las murallas. En la entrada está la Mezquita El-Mansur, del siglo XVI ,también llamada de las Manzanas de Oro, con su bello minarete. Construida por el sultán Yacob el Mansour, en el siglo XII, su minarete es modelo de arquitectura árabe clásica.
A la izquierda encontramos las Tumbas Saadíes, del siglo XV,  que destacan por  la suntuosidad de la sala de las 12 columnas y la delicadeza de la decoración, que la hacen excepcional. Destacan por su ornamentación la Qubba de Lalla Messauda, el mausoleo de las tres salas y la sala de los tres nichos.
El Palacio Bahía fue construido en el siglo XIX con amplios jardines y patios bellamente decorados. Fue residencia del general francés Lyautey.

Tras la visita a la medina  podemos acercarnos a la ciudad nueva cuyo centro corresponde a la gran plaza 16 de Noviembre donde se sitúa el mercado central.  Junto a los puestos de verduras y frutas podremos encontrar artesanía a buen precio.
En esta zona podéis comer en los numerosos restaurantes populares.

Compras en Marrakech

Posteriormente nos acercaremos a los Jardines de la Menara, una extensión de 100 hectáreas plantadas de olivos.
Posee en su centro un gran estanque junto a un esbelto pabellón Saadi, otra de las imágenes típicas de la ciudad e icono de Marruecos, donde se celebran festivales y espectáculos acuáticos.

Por la noche una cena espectáculo, para turistas, en  Chez Ali, el restaurante más conocido de Marruecos, ubicado en el Palmeral, donde cada noche jinetes, músicos, bailarines y pólvora se dan cita en su espectáculo de fantasías. Su precio ronda los 45 Euros y dura cuatro horas.

Como alternativa podemos optar por una cena con baile y discoteca en el gran complejo de lujo de  Pacha Marrakech.

Domingo

Recorreremos en coche de caballos las murallas y sus puertas o atravesaremos en igual transporte  el gran Palmeral.

Como alternativa  podemos pasear  por el moderno barrio de Hibernage , con amplias calles bien urbanizadas con abundancia de vegetación y edificios de baja altura. El conjunto da a esta parte de la ciudad el aspecto de un gran jardín atravesado por la larga avenida de Mohamed VI, donde se localizan los hoteles de lujo, el Palacio de Congresos, el auditorio y grandes mansiones.
En sus cafeterías y pizzerías podremos comer al estilo occidental.

Si tenemos un día extra podemos hacer una excursión al valle de Ouika , en el Atlas.

Si hace mucho calor una buena opción es acercarse a alguno de los Aquapark de la ciudad, Oasiria pequeño pero céntrico o a 18 km de Marrakech, por la ruta de Ourika, el Aqua Fun Park.

→ Reservar visita guiada y actividades en Marrakech

Los mejores operadores locales para que te ahorres molestias o servicios turísticos de baja calidad. Las actividades y excursiones en Marruecos con total garantía y a precios imbatibles. Plazas limitadas. Click abajo:

  Ver todas nuestras actividades en Marruecos

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 voto, promedio: 4,50 sobre 5)

Loading...


Artículos relacionados

Ruta de Marrakech al Sous por el paso de Tizi n Test

Valle del Niss Es el más espectacular fosa tectónica y paso de montaña del gran Atlas, que comunica las llanuras

Reserva tu viaje con Viajes Amazigh Marruecos

Viajes Amazigh Marruecos®, expertos en viajes con sede en Marrakech, Tánger y Fez es un proyecto que pretende dar a conocer Marruecos, sus

Rutas desde Marrakech a las playas de la costa atlántica

En esta sección abordaremos diferentes opciones de excursión desde Marrakech en dirección a la costa atlántica, donde durante las épocas

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*