Qué ver en Larache. La Medina.

Qué ver en Larache. La Medina.

A la ciudad se accede a través de la calle Mohamed V. Al final de esta calle está la Plaza de la Liberación, centro neurálgico de la ciudad, donde se unen la medina antigua y el ensanche, antigua plaza de España. De empinada topografía y abigarrada, sus casas son de paredes blancas y celeste carpintería, precisando de limpieza y mejoras para preparala para el turismo.

LA MEDINA DE LARACHE

Zoco Chico

Entrando por la Plaza de la Liberación se cruza la bonita puerta de Bab Barra o de la Medina, construida durante el protectorado español, accediendo a una plaza porticada, la Alcaicera (XVIII) o zoco chico, centro neurálgico del zoco y antigua plaza de armas. La preside la Mezquita Mayor. Hoy zoco de productos de segunda mano.

A la izquierda de la Alcaicería se encuentra la Madraza del zoco chico, del siglo XVIII,  antiguo fondac y con amplio patio central.

Barrio de Kelibat

Junto a la madraza del zoco chico se encuentra la puerta del barrio de Kelibat (XIX) con la antigua calle Hospital, que termina en el castillo del mismo nombre, también llamado de San Antonio o de las cúpulas, construido por los Saadies en el siglo XVI, que domina el mar antiguo hospital provincial hoy en ruinas.

Puerta del Mar

Si continuamos desde el zoco chico en dirección norte, al puerto, las calles son descendentes en escaleras y rodean la mezquita Mayor. Aquí bajando al río, llegaremos a la antigua Puerta de Mar que da acceso al borde fluvial actual Jardín de la Torre, antiguo varadero donde se encuentra la Mezquita Zaouia Nasria, del siglo XVIII, y  hacia el mar la Mezquita Mesbaniya (XVII-XIX).

Barrio Judío

Desde el zoco chico, en dirección este, pasaremos junto a lienzos de la antigua muralla de la Alcazaba, la mezquita Nasaría (XVIII), el antiguo barrio judío, con sus bonitas casas de amplios balcones, mal cuidadas, la antigua Iglesia de San Jose de 1909 de estilo neogótico, hoy en ruinas, para terminar saliendo al puerto por la puerta del muelle, fuera de la medina. Vale la pena acercarse a las atarazanas del XVIII, todavía en uso como pequeño astillero.

Alcazaba

A la derecha del zoco chico se encuentra la puerta de la Alcazaba del siglo XV, con su fuente y junto a ella el zoco de los pobres, frutas y verduras. Continuando por la típica calle Alcazaba se pasa por la plazuela y mezquita de Anwar, de los siglos XV- XX, con alto alminar octogonal. Cerca de esta mezquita está el morabito de Abd el Krim Al Bacuri(XVIII).

Plaza del Mazjén

Se sale de la alcazaba por la puerta que da acceso a la plaza del Majzén situada junto al Alcazar del siglo XV. Desde este lugar se divisan espléndidas vistas del puerto, estuario y colina de Lixus.

Rodeando la plaza se sitúan varios edificios: el primitivo Alcazar con la torre del reloj, de estilo neoárabe, la antigua comandancia militar, hoy conservatorio de música y junto a este edificio, el Castillo de la Cigüeña, Laqaliq, o Nuestra Señora de Europa, del siglo XVI, construido por las Saadies y rodeado por el Jardín Público de las Hesperides.

Frente a estos edificios y al borde de la ladera dominando el puerto se encuentra la pequeña Torre Judía del siglo XV, antigua torre defensiva, con escudo de la dinastía de los Austrias.  En la actualidad alberga un pequeño Museo Arqueológico y a su pie el jardín de la Torre, que se extiende a las murallas colindantes.

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 voto, promedio: 3,82 sobre 5)

Loading...

En el mapa


Artículos relacionados

Larache, interés turístico y datos prácticos

Larache es una ciudad cuyo blanco caserío se sitúa en la falda de una loma rocosa junto al océano atlántico,

Beni Aros y Mouley Abdeselam

BENI AROS Centro del valle del río Makhazem, importante afluente del Loukus. A esta comarca interior de la provincia de

Historia de Larache, Marruecos.

Tiempos antiguos La zona estaba poblada en la época neolítica, aunque son los fenicios en el siglo VII a.C los que

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*