La Medina de Tetuán. Consejos para visitarla

La Medina de Tetuán. Consejos para visitarla

La Medina de Tetuán, patrimonio de la humanidad, es una joya de la cultura musulmana, con calles sinuosas, bonitas plazoletas, pardos muros, callejas de embrujo largas y estrechas, rincones y grandes puertas, que atraen la curiosidad del visitante.

Para quien no la conoce puede resultar aburrida la descripción de las puertas, calles y mezquitas. La Medina es para verla, pasear por ella, adentrarse en sus rincones, contemplar sus celosías, escuchar el sonido de los pasos en el empedrado, pararse a disfrutar de los olores de las especias, del pan y de las pastas recién sacadas del horno.

La medina es descubrir nuevos callejones, oír a los niños cuando corretean por sus callejas o recitan el Corán en la madraza, sentarse a tomar un té contemplando los ancianos, hablar con sus habitantes … en fin perderse por sus calles observando su variado ambiente. La medina es además uno de los mejores lugares para comer en Tetuán.

Amurallada en casi su totalidad, esta jalonada por una serie de torreones o Boch, una fortaleza dominada por la Alcazaba.

En la parte mas alta de la medina dominando la ciudad destaca la Alcazaba de los Adives, recientemente restaurada. Es un cuadrilátero irregular con dos bastiones adosado al antiguo Cuartel de Regulares. Junto a ella están las tumbas de los Mullaidines, fundadores de la ciudad.

LOS BARRIOS DE LA MEDINA

La Media se compone de cinco barrios:
– Al sur está Tranqat, junto al ensanche (barrio comercial).
– Al este, Blad (barrio aristocrático), donde se encuentran las mejores casas de la ciudad.
– Al oeste , Aaiun o de las fuentes (más popular).
– Al sureste Suica el más antiguo y la Mellah o barrio judío, junto al Feddan, Plaza Principal frente al palacio Real.

Para visitar la medina accederemos por las diferentes puertas de la muralla:

LAS PUERTAS DE LA MEDINA

Puerta Bab Nouaded, de Fez o Regulares,  al oeste de la medina

Junto al antiguo Cuartel de Regulares. Esta puerta da acceso a la calle de el Ayun, en el barrio de igual nombre, situado bajo la alcazaba. Este barrio se caracteriza por calles empinadas y por la abundancia de fuentes. Su calle principal es muy comercial y transitada y en ella encontraremos la gran Mezquita del Ayun, construida en 1591 por los moriscos, una de las más bonitas de la medina.

Siguiendo la calle y tras cruzar un arco, se entra en la calle de Nyari del barrio Tranqat, donde se encuentra la Zagüia El Fasia del siglo XVI y la Mezquita de M´Sendi, de alto alminar y bonita puerta. Termina esta calle en el arco de los Herreros, que da acceso a la plaza de Suq el Foqui, uno de los lugares destacados de la Medina, con la mezquita de igual nombre construida por los moriscos españoles. Tiene un alminar bellamente decorado. Cerca de ella tenemos la zaouia de Sidi el Hach Alí Baraca.

Puerta Bab Tut, de Tánger o del Cid, al sur junto al ensanche.

Por esta puerta y siguiendo la dirección derecha entramos en la calle Tranqat, eminentemente comercial de frutas, verduras, pescado y cacharrería. En ella destaca la Zaouia de Mouley Mohamed, de alto y blanco alminar.
Al final de esta calle, parte a su derecha la calle Kaid Ahmed, donde se encuentra la magnifica casa palacio de Abdeljalad Torres y la mezquita Baxa del siglo XVIII, terminando la calle en el Feddan.

Plaza del Feddan y Puerta del Viento Bab Ruah

Antiguo zoco, hoy amplia y bella plaza recientemente remodelada (1988) al estilo de plaza de armas con una fuente central al ras del suelo, perdiendo su antiguo carácter nazarí. Da acceso al Palacio Real, anteriormente el palacio del Jalifa, el antiguo Mexuar del siglo XVII y la Alta comisaría Española.

En el margen derecho del palacio se encuentra las zaouías de Sidi Abdelá el Hach y Sidi Ali Ben Aisa, con minaretes bellamente decorados, junto ellas hay varios cafetines.
En el margen izquierdo abundan los comercios, edificios oficiales y los accesos a la Mellah o barrio Judío.

Junto al palacio se encuentra el Arco del comercio Bab Ruah, que da acceso a la calle Tarrafín, una de las más amplias y hermosa de la Medina. Remodelada por la Junta de Andalucía, está cubierta con arcos de madera y en ella abundan las joyerías y las tiendas de tejidos.

Al final de esta calle nos desviamos hacia la izquierda par acceder a la plaza de Suq el Hot o del pescado, dominada por la antigua alcazaba de Almandari, lugar donde abundan las mujeres yebelías vendiendo sus famosos mandiles.

Cruzando la muralla, llegamos a la Yemma Kasba del siglo XV, la más antigua de la medina, pegada a la casa de Al Mandari. Muy cerca de ella está la plazoleta de El Usaa, la de mayor encanto, cubierta por un emparrado. Esta placita fue lugar de inspiración para escritores y pintores y en ella se encuentra la zaouía de Sidi Abbás el Septi, patrón de Ceuta.

Desde la plaza de Suq el Hot, por la calle Kasdarin se accede a la plaza de Guersa el Kebira, antigua huerta, zona con comercios de mercancías usadas y anticuarios. En ella destaca la madraza y mezquita de Lucas del siglo XVIII, reformada y hoy sala de exposiciones.

Puerta de Luneta 

Da entrada a la Mellah, antiguo barrio judío junto al Feddan. En su calle principal Luneta donde se pueden apreciar todavía el antiguo esplendor de esta calle, con sus magnificas casas y el antiguo teatro Reina Victoria, terminando en la plaza del Feddan.

Junto a ella, a la izquierda, un entramado de calles caracterizadas por ser muy estrechas y rectas, fueron la residencia de los judíos hasta la llegada de los españoles, conservándose la antigua sinagoga de Bengualid.

Detrás, junto a antiguos cuarteles españoles, tenemos el Fondac Lebbadi del siglo XIX hoy almacén de alfombras.

Puerta Bab Okla o de la reina.

Situada al este de la Medina, junto a la fortaleza Escala del siglo XIX, hoy museo etnográfico, forma un conjunto de típico aspecto, pintado en varias ocasiones por Bertuchi.

Al frente, tras cruzar la plazoleta de Mesda, donde se vende el pescado procedente de Martil, se llega a la calle de Tarafín,  pasando por la mezquita de Saquía Foquia de alto alminar.

A la izquierda entramos en el barrio de Suica, la zona más antigua de la Medina, de ambiente familiar. Allí se encuentra la Mezquita Yadida siglo XVII y la zaouía de Lala Fariya siglo XII, santa muy venerada. Este barrio se comunica con las calles del barrio de la Mellah.

Puerta Bab Saida o de San Fernando.

Situada a continuación de la anterior, da acceso al barrio de Blad, el más señorial y aristocrático, donde se localizan las mejores mansiones.

A su derecha se encuentra la zaouía de Sidi Saidi de 1609, patrón de la ciudad, la más típica de la medina. Junto a ella se encuentra el Cementerio de los Mártires, caídos en el asedio de Ceuta.

Si continuamos hacia el interior llegamos a la Gran Mezquita, la de mayor tamaño de la medina, que fue construida en 1807 de alto alminar y amplio patio central. Junto a ella entramos en la calle Metamar, zona más solitaria y de difícil orientación con las casas señoriales de Buhlal, Bricha, Afailal, Yenui, Erzini etc, algunas de ellas fácilmente visitables al ser restaurantes.
En este barrio se localizaban las mazmorras donde encerraban a los cautivos cristianos.
Desde aquí se llega fácilmente a la zaouía de Sidi Ali Ben Raisún, de 1823, en la calle Siaguin, con un magnifico alminar octogonal decorado con azulejos de colores, y la mezquita de Rbata del siglo XVI. Esta calle llega hasta la puerta de Bab  Maqabar.

Puerta Bab Maqabar, de Ceuta o de cementerios.

Situada junto al cementerio musulmán, donde se encuentra las tumbas de los re-fundadores de Tetuán, es una puerta de bello diseño. Junto a ella se puede visitar las curtidurías, la calle Jarrafin o de los babucheros y la zaouía de Harrak donde esta enterrado Muley Mehdi, antiguo jalifa del protectorado, destacando su magnifica puerta. Desde aquí se llega a la plaza de Suq el Foki.

El cementerio Judío o de Castilla, está en las faldas del Dersa, junto al musulmán, pero más alejado de la muralla.
Se accedía a él por la puerta de Bab  Jiaf, cercana a Bab Saida. Actualmente el cementerio está cerrado completamente por un muro y vigilado por un guarda y su familia que viven en una casa construida en el interior. Su aspecto es muy cuidado, hay numerosas tumbas, entre ellas la de importantes rabinos.

Consejos

Es buena idea contratar un guía. Tenemos una sección específica con consejos para contratar un guía en Marruecos.

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (19 voto, promedio: 4,74 sobre 5)

Loading...

En el mapa


Artículos relacionados

Hoteles en Martil

La ciudad de Martil tiene una clara vocación turística, gracias sobre todo a su magnifica playa mediterránea. Durante los meses de

Compras en Tetuán

Tetuán es una gran ciudad comercial con mil opciones de compras. Además, al no ser un destino turístico mayoritario puede

Ruta Mediterranea del Rif: Tanger – Tetuán

En esta sección abordamos una ruta en coche espectacular que recorre la costa marroquí de Tanger a Tetuán. Tramo Tanger

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*