HOTELES EN MARRUECOS: Descuentos especiales...

Arcila Asilah

Qué ver en Asilah. Atracciones y monumentos 2022.

Visitar Asilah, Marruecos

Arcila es uno de los puntos fuertes del turismo marroquí en el norte. Una localidad al borde del mar con indudable encanto. En esta sección exponemos las visitas más interesantes de la ciudad: qué ver en Asilah.


¿Vienes a Asilah? Vamos a organizar el viaje

🔴 Hoteles en Asilah  🏨🛒 VER OFERTAS
Ofertas de hoteles, apartamentos y casas en Arcila y alrededores

Asilah es una bella población costera de casas blancas, olor a mar y playas infinitas. Los alojamientos son variados, desde riads en casas tradicionales del zoco hasta hoteles moderno de tipo europeo. Abajo tienes las mejores ofertas en el mapa, escribe tus fechas:Playas de Arcila Asilah

Booking.com


Planes con encanto en Asilah

🔴 Día en Asilah 💎🇪🇸🚐🛒 RESERVA
Visita organizada privada desde Tánger con traslado

🔴 Combinado Tánger / Asilah 🚐🇪🇸🛒 RESERVA
Visita organizada Tánger y Asilah con salida en Chauen o Tanger

🔴 Camello + Tánger / Asilah 🐫🇪🇸🛒 RESERVA
Planazo en estas dos ciudades y paseo en camello

🔴 Traslado Tánger / Asilah 🚐🇪🇸🛒 RESERVA
Traslado privado a Asilah

🙋 Ayuda reservas 📧 Email o  Wasapp


Cosas que hacer en Arcila

Arcila es una ciudad para pasear, para mirar y para sentir la pausa de la vida.
Puedes hacer una visita al hammam, una casa de baños importante en la vida social local donde probablemente obtendrás la mejor exfoliación de tu vida. Toda una experiencia.

La medina peatonal con sus casas de influencia mediterránea y su escena artística, es otro escenario que debes conocer
Durante años se ha invitado a artistas de todo el mundo a pintar las paredes blancas, así que verás muchas pinturas interesantes que distinguen a Asilah de otros pueblos de estilo andalusí en Marruecos como el pueblo azul de Chefchaouen o Esauira. Las oportunidades de foto para instagram son muchísimas.

Esos murales combinan bien con los tonos de azul y verde de las paredes de las casas, destacando también las puertas en forma de llave que sirven también como foto fantástica
Pasarás por muchas pequeñas galerías de artistas de todas partes, de mayor o menor calidad, eso ya depende de los gustos de cada uno.
Las tiendas de Asilah ofrecen una experiencia de compra meno agresiva en comparación con otras ciudades de Marruecos.

En los bordes de la medina encontrarás murallas que protegen la ciudad del bravo Océano Atlántico. Es un hermoso lugar para venir a ver las olas a la luz del día o disfrutar de la puesta de sol, sobre todo en la zona del muelle de piedra, el Krikia, al sur de la medina.

La contraparte de la medina es la Ville Nouvelle, la “ciudad nueva”. En el corazón de la misma se encuentra una plaza recién renovada jalonada por pequeños restaurantes, cajeros automáticos y tiendas.
Desde aquí también se divisa la Iglesia de San Bartolomé, una de las pocas iglesias en Marruecos a las que se les permitió tocar las campanas para la misa dominical.

En al zona de la puerta Bab el-Homar puedes encontrar el animado zoco donde se puede probar la repostería marroquí, comprar naranja fresca, ropa, zapatos y muchas otras cosas.

Medina Beach es la playa principal de Asilah, está cerca de la ciudad y el agua es relativamente poco profunda. También muy cerca se encuentra la playa del puerto, que no es más que una pequeña franja de arena dentro del bahía del puerto de Asilah, que es muy poco profunda y se llena de locales en verano, digno de ver.

Una de las playas más populares es Paradise Beach (Rmilate Beach), una playa muy grande y tranquila a unos 7 km al sur de Asilah. Usted encontrará un lugar donde no importa cuánta gente haya en la playa. Hay un chiringuito y puedes alquilar tumbonas y sombrillas. Se puede dar paseos a caballo por la playa.


Visitas esenciales en Asilah

La Medina de Arcila

La medina de Asilah o Arcila, patrimonio histórico de la UNESCO, se caracteriza por la luminosidad de su cielo, el color blanco y azul de sus casas ,el constante sonido del mar en sus calles y la salinidad de su ambiente, que nos hace recordar a los pueblos costeros de Cádiz. Las calles son limpias y silenciosas,  su alumbrado público es la original  «linterna de Asilah» y su enlosado es obra de artistas locales.

Las casas son blancas, adornadas por pinturas murales de los artistas que la visitan, algunas se están rehabilitando con bonito diseño andalusí, mezclando el blanco y el azul añil. Las mezquitas pequeñas y muy limpias están totalmente pintadas de blanco.

Las murallas que rodean la ciudad fueron construidas por Alfonso V de Portugal en el siglo XV. Tienen varias puertas, las más importantes son Bab Homar o puerta Tierra, abierta bajo una torre, con el escudo de armas del rey de Portugal, y la Puerta del mar, Bab Bhar, junto al la torre cuadrada portuguesa, que domina toda la ciudad .Bab Al Kasba, en la zona norte rodeada por jardines y frente al cementerio musulmán.
Entrando por Bab Kasba se llega a la calle Alcazaba, donde se encuentran antiguos acuartelamientos españoles, la mezquita Kebir, o Gran Mezquita, con alto alminar octogonal, recientemente restaurada, y desde 1988 está el Centro Hasan II de encuentros internacionales, construido sobre un antiguo acuartelamiento, de bonito y moderno diseño que alberga exposiciones y otras manifestaciones culturales.

Esta calle termina en la plaza de Sidi Ali Ben Hamdush, con su una pequeña mezquita usada como templo católico por los portugueses y dominada por la alta torre Al Kamra, o Portuguesa, de 1509, símbolo de la ciudad.

Siguiendo junto al mar se pasa por las antiguas escuelas españolas para llegar al caserón hispano morisco, el Palacio de Raisuni, o de la cultura. Asiento del Mussel Cultural, bonito edificio de amplios salones y patios decorados al estilo andalusí, tiene unas amplias cristaleras que dan al mar.

A pocos metros se encuentran el juzgado y el cementerio musulmán, pintoresco y encalado, con tumbas son de cerámica multicolor, en el se encuentra el mausoleo de Sidi Ahmed El Mansur, Saadi que reconquisto la ciudad tras la batalla de los tres reyes, y el  de Lalla Menana, hija de un jefe sufí, al que acuden enfermos de la piel.
Sobre el cementerio se encuentra la Krikiya  con su torre o Borg y el mirador de Arcila, muy popular y turístico, donde, posible contemplar el mar unas inmejorables puestas de sol.


Si nos adentramos en la medina, podemos perdernos por estrechas y limpias calles, destacar la artesanal  calle  Comercio o de Al-Kharazine.

Visitar las murallas portuguesas con su camino de ronda, la puerta y torre de Bab Al Homar, rodeada del zoco Ahfir y una zona de restaurantes populares.

El morabito santuario de Lalla Rahma (Mi Señora de la Merced),  situado en el foso debajo del bastión, en el punto más al sur de las murallas.
Es visitado principalmente por las mujeres  y jóvenes, que queman velas y se aplican henná,  para pedir por el trabajo, o para sacar buenas calificaciones en la escuela.

Junto a la entrada de la medina destacar el morabito de Sidi Ghaylan, santo regional muy venerado, muerto en el siglo XIX.

Fuera de las murallas al sur de la medina junto al mar se encuentra el cementerio judío.


La ciudad europea de Asilah

Al contar la ciudad con una interesante y antigua ciudad amurallada, la implantación militar y civil durante el protectorado fue muy importante.
La ciudad nueva se extiende en cuadrícula, al norte de la medina, frente al puerto, manteniendo a esta como centro vital de la población. Su calle principal, la avenida Mohamed V, da acceso a la ciudad desde Tánger.
En este barrio destaca la iglesia de San Bartolomé, construida en 1927 por el fraile arquitecto Francisco Serra, con sus dos torres campanarios mezclando elementos barrocos y paramentos blancos. Recuerda a los templos sudamericanos. En la actualidad es una parroquia dependiente de la zona pastoral de Tánger, con una misión para la promoción femenina.

Del protectorado se conserva el Ayuntamiento, la oficina de correos y el Bajalato en la antigua plaza de España, el mercado y la estación de autobuses junto a la iglesia, la almadraba frente al puerto, la estación de autobuses, los cines Magali ,el antiguo cuartel de la Mehala y el casino cerca de la plaza Mohamed V.

Entre los edificios actuales destacan la nueva Biblioteca Prince Bandar Ben Soltane, la moderna Estación de Autobuses, el complejo Artesanal o la Casa de Solidaridad Dar Assabah, construido con la ayuda de la Fundación del Foro Assilah que inaugurará   el Museo de la Fundación y la Academia de las Artes.

Asilah Marina Golf

Moderna ciudad turística , situada al sur, 3  km, del centro, en una zona rural,  con 67 Hectáreas de extensión, frente al mar, una zona de acantilados. osee un magnifico campo de golf, hoteles y apartamentos, estando en proyecto un puerto deportivo.

PGH Palmeral Polo Club 

Centro de equitación con hotel y campos de Golf,  situado junto al rio Nakha y  las dunas de la playa de Redda, al sur de la ciudad dirección Larache.


Donde dormir

Asilah está llena de casas de huéspedes o riads marroquíes tradicionales, muchos de ellos en la medina o cerca de ella. Estas opciones de alojamiento se definen por su ambiente íntimo, terrazas en la azotea y servicio personalizado. Los riads recomendados incluyen Hotel Dar Manara, Hotel Dar Azaouia y Christina’s House (esta última es una buena opción para quienes tienen un presupuesto limitado). Ver hoteles en Asilah

Un poco fuera de la ciudad, tenemos la tranquila Berbari Guest House es perfecta para aquellos que buscan una escapada rural, mientras que Al Alba es una excelente opción para aquellos que prefieren vivir en un hotel más europeo con un buen restaurante.


Cuando visitar Asilah

Si deseas disfrutar de la playa, los meses de verano (junio a septiembre) cuentan con agua templada y sol cálido. Sin embargo, esta es también la temporada alta para los turistas, tanto locales como extranjeros, por lo que los precios se disparan y la ciudad está abarrotada.

El invierno (diciembre a febrero) puede ser frío; por lo tanto, la primavera y el otoño son las mejores épocas para visitar con un clima agradable y mínimas multitudes. El Festival Cultural de Asilah tiene lugar a finales de julio o principios de agosto.


Cómo llegar a Asilah

Asilah se encuentra a 35 minutos en coche del aeropuerto de Tánger y aproximadamente a una hora en coche del puerto. Los taxis están disponibles en ambos lugares. También puedes llegar a Asilah en tren desde Tánger, Casablanca, Fez o Marrakech. Los autobuses de larga distancia paran en Asilah; consulte con las oficinas de CTM o Supratours para obtener un horario actualizado.

Moverse por Asilah es fácil, ya sea a pie en la medina, o en taxi compartido, mini taxi o carruaje tirado por caballos. Nunca hay escasez de transporte, pero se recomienda regatear, al igual que averiguar de antemano cuál podría ser una tarifa razonable para ir al destino.


Dónde comprar artesanía en Asilah

La mayoría de los artesanos y vendedores de artesanías en Asilah se encuentra en la medina antigua, calle  Comercio o de Al-Kharazine, uno de los lugares más visitados por los turistas, donde se puede admirar el arte de carpintería, con esculturas y madera pintada, costura tradicional, bordados, telas decoradas , trabajos en cuero,  hierro forjado y artesanía elaborada con elementos marinos (conchas etc.).
Recientemente se ha inaugurado un Centro artesanal, con talleres  y sala de exposiciones.


¿Necesitas alojamiento en Asilah? Tenemos las mejores ofertas

La ciudad blanca de playas maravillosas de Asilah tiene una amplia oferta hotelera basada principalmente en casas tradicionales y nuevos establecimientos cerca del mar.

VER HOTELES

Ver más hoteles en Asilah


En el mapa

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Cómo llegar
 

¿Te ha gustado este reportaje?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 26

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *